Una Tierra sin Luna

palabrastextuales:

¿Cómo sería la vida en la Tierra si no existiera la Luna? Pues casi podríamos decir que no existiría tal y como la conocemos. Sin el efecto de atracción gravitatorio mutuo que frena la rotación de la Tierra, los días apenas durarían diez horas y esta rápida rotación barrería la superficie de…

La mente ha surgido con esta brillante manera de ver el mundo: la ciencia, pero no puede verse a sí misma. La ciencia no tiene lugar para la mente. La totalidad de nuestra ciencia está basada en experimentos empíricos, repetibles. Mientras que el pensamiento no está en esa categoría, no puedes llevar al pensamiento al laboratorio. El hecho esencial de nuestra existencia, quizás el único hecho de nuestra existencia – nuestro propio pensamiento y percepción – está dejado de lado por la ciencia que ha inventado. La ciencia mira al universo, no se ve a sí misma allí, no ve a la mente allí, así que tienes un mundo en el cual la mente no tiene lugar. Aún no estamos cerca de llegar a término con las dinámicas reales de lo que es la conciencia.

Alan Moore

Entrevista con Harry Bravado

(via alxndro)

historiascienciacionales:

Las biólogas se van quedando en el camino 
/ De todas las ramas de la ciencia, la biología atrae a las mujeres de manera consistente. Sólo en Estados Unidos, la mitad de las licenciadas en biología son mujeres. Sin embargo, este número se desploma ya que sólo el 18% de los profesores de universidades son mujeres.
Son muchos los factores relacionados con este hecho, pero hay uno en especial que atrajo la atención de dos integrantes del Instituto Tecnológico de Massachusetts, en Estados Unidos. 
Ellos estudiaron a las 24 mejores instituciones estadunidenses de investigación. Se enfocaron en programas como biología celular, genética, bioquímica, entre otras, para colectar datos de más de dos mil personas que trabajan en laboratorios que las integran.
El análisis mostró que en aquellos laboratorios dirigidos por profesoras, 53% de sus integrantes está representado por mujeres que obtendrán su título de licenciatura y un 46% por posgraduadas. Por otro lado, los laboratorios dirigidos por profesores, del total de sus integrantes, 47% son estudiantes mujeres de licenciatura y 36% son posgraduadas.
Dichas diferencias de género fueron también observadas cuando los autores del estudio analizaron laboratorios de “élite”, los cuales incluyen personas premiadas con el Nobel o pertenecientes a la academia nacional de ciencias del país. Por ejemplo, en laboratorios de profesores con un Nobel, la proporción de hombres y mujeres por licenciarse es de dos a uno, mientras que en posgrado es de tres a uno. 
En el estudio no se dan razones por las que se observan dichas discrepancias, pero los autores mencionan que es posible que las mujeres soliciten su ingreso en menor proporción a un laboratorio dirigido por un hombre. También puede ser que los profesores sean parciales para elegir mujeres, ya sea consciente o inconscientemente.
Los argumentos para incluir mujeres en el proceso científico son muchos, pero integrar a la gente simplemente por su género no tiene sentido. Más que buscar la incorporación equitativa de género, necesitamos eliminar las barreras que hacen posible la discriminación y fomentar aquellas que abren oportunidades sin restricciones de cualquier tipo, incluyendo nuestro sexo.
_________________
[Imagen de Rosalind Franklin, quien trabajó en la descripción de la estructura del DNA. Imagen tomada de este artículo de la National Geographic sobre 6 mujeres que fueron (y siguen siendo) ignoradas].
Artículo original.
Nota de Eurekalert!

historiascienciacionales:

Las biólogas se van quedando en el camino 

/ De todas las ramas de la ciencia, la biología atrae a las mujeres de manera consistente. Sólo en Estados Unidos, la mitad de las licenciadas en biología son mujeres. Sin embargo, este número se desploma ya que sólo el 18% de los profesores de universidades son mujeres.

Son muchos los factores relacionados con este hecho, pero hay uno en especial que atrajo la atención de dos integrantes del Instituto Tecnológico de Massachusetts, en Estados Unidos. 

Ellos estudiaron a las 24 mejores instituciones estadunidenses de investigación. Se enfocaron en programas como biología celular, genética, bioquímica, entre otras, para colectar datos de más de dos mil personas que trabajan en laboratorios que las integran.

El análisis mostró que en aquellos laboratorios dirigidos por profesoras, 53% de sus integrantes está representado por mujeres que obtendrán su título de licenciatura y un 46% por posgraduadas. Por otro lado, los laboratorios dirigidos por profesores, del total de sus integrantes, 47% son estudiantes mujeres de licenciatura y 36% son posgraduadas.

Dichas diferencias de género fueron también observadas cuando los autores del estudio analizaron laboratorios de “élite”, los cuales incluyen personas premiadas con el Nobel o pertenecientes a la academia nacional de ciencias del país. Por ejemplo, en laboratorios de profesores con un Nobel, la proporción de hombres y mujeres por licenciarse es de dos a uno, mientras que en posgrado es de tres a uno. 

En el estudio no se dan razones por las que se observan dichas discrepancias, pero los autores mencionan que es posible que las mujeres soliciten su ingreso en menor proporción a un laboratorio dirigido por un hombre. También puede ser que los profesores sean parciales para elegir mujeres, ya sea consciente o inconscientemente.

Los argumentos para incluir mujeres en el proceso científico son muchos, pero integrar a la gente simplemente por su género no tiene sentido. Más que buscar la incorporación equitativa de género, necesitamos eliminar las barreras que hacen posible la discriminación y fomentar aquellas que abren oportunidades sin restricciones de cualquier tipo, incluyendo nuestro sexo.

_________________

[Imagen de Rosalind Franklin, quien trabajó en la descripción de la estructura del DNA. Imagen tomada de este artículo de la National Geographic sobre 6 mujeres que fueron (y siguen siendo) ignoradas].

Artículo original.

Nota de Eurekalert!

contacto-elalma:

LA EMOCION -1
Una emoción habitualmente representa un patrón de pensamiento amplificado y energizado, y puesto que a menudo es una carga energética excesiva, no es fácil inicialmente permanecer presente lo necesario para poder observarlo.
Quiere apoderarse de uno y generalmente lo logra, a menudo que haya suficiente presencia en cada uno.
Si uno es empujado a la identificación inconsciente con la emoción por la falta de presencia, lo que es normal, la emoción temporalmente se convierte en uno mismo.
A menudo, se crea un círculo vicioso entre el pensamiento y la emoción. Se alimentan recíprocamente.
El patrón de pensamiento crea un reflejo magnificado de sí mismo en forma de emoción y la frecuencia vibratoria de la emoción continúa alimentando el patrón de pensamiento original.
Al permanecer mentalmente en la situación, evento o persona que percibimos como causa de la emoción, el pensamiento le brinda energía a la emoción, que a su vez energiza el patrón de pensamiento y así sucesivamente.
Básicamente, todas las emociones son modificaciones de una emoción primordial, indiferenciada, que tiene su origen en la pérdida de conciencia de quién es más allá del nombre y de la forma.
Por la naturaleza indiferenciada, es difícil encontrar un nombre que describa precisamente esta emoción.
“Miedo” se aproxima, pero además de una sensación continua de amenaza, también incluye un profundo sentido de abandono y falta de plenitud.
Puede ser mejor usar un término que es indiferenciado al igual que esta emoción básica y llamarla simplemente “sufrimiento”.
Una de las principales tareas de la mente es combatir o suprimir este sufrimiento emocional, lo cual es una razón de las cuales para su incesante actividad, pero todo lo que puede lograr es ocultarlo temporalmente.
 
De hecho cuanto más se esfuerza la mente por librarse del sufrimiento, mayor es este.
La mente nunca puede encontrar la solución, ni puede permitirse dejar que uno la encuentre, porque ella misma es una parte intrínseca del “problema”.
* * *
 

 

contacto-elalma:

LA EMOCION -1

Una emoción habitualmente representa un patrón de pensamiento amplificado y energizado, y puesto que a menudo es una carga energética excesiva, no es fácil inicialmente permanecer presente lo necesario para poder observarlo.

Quiere apoderarse de uno y generalmente lo logra, a menudo que haya suficiente presencia en cada uno.

Si uno es empujado a la identificación inconsciente con la emoción por la falta de presencia, lo que es normal, la emoción temporalmente se convierte en uno mismo.

A menudo, se crea un círculo vicioso entre el pensamiento y la emoción. Se alimentan recíprocamente.

El patrón de pensamiento crea un reflejo magnificado de sí mismo en forma de emoción y la frecuencia vibratoria de la emoción continúa alimentando el patrón de pensamiento original.

Al permanecer mentalmente en la situación, evento o persona que percibimos como causa de la emoción, el pensamiento le brinda energía a la emoción, que a su vez energiza el patrón de pensamiento y así sucesivamente.

Básicamente, todas las emociones son modificaciones de una emoción primordial, indiferenciada, que tiene su origen en la pérdida de conciencia de quién es más allá del nombre y de la forma.

Por la naturaleza indiferenciada, es difícil encontrar un nombre que describa precisamente esta emoción.

“Miedo” se aproxima, pero además de una sensación continua de amenaza, también incluye un profundo sentido de abandono y falta de plenitud.

Puede ser mejor usar un término que es indiferenciado al igual que esta emoción básica y llamarla simplemente “sufrimiento”.

Una de las principales tareas de la mente es combatir o suprimir este sufrimiento emocional, lo cual es una razón de las cuales para su incesante actividad, pero todo lo que puede lograr es ocultarlo temporalmente.

 

De hecho cuanto más se esfuerza la mente por librarse del sufrimiento, mayor es este.

La mente nunca puede encontrar la solución, ni puede permitirse dejar que uno la encuentre, porque ella misma es una parte intrínseca del “problema”.

* * *